12 de junio de 2015

Primer día - llegada a Plouër sur Rance





Por fin empieza el intercambio!!! Después de casi un curso de espera, por fin estoy en un atasco dirigiéndome al aeropuerto para realizar el esperado vuelo. Tras un maldito retraso (del avión) salimos una hora tarde. Pero nada detiene nuestro entusiasmo  y por fin elevamos el vuelo hacia LA FRANCE. Bueno casi, porque nuestro gran entusiasmo se funde ante un montón de pantallitas que nos sumen en un estado bastante más tranquilo.  Y para evitar llegar a un estado vegetal: por fin pisamos suelo francés!!
Una vez recogidas todas las maletas en Rennes (todas, y en un proceso sin incidentes)  nos dirigimos a Val de Rance. Por fin llega el esperado momento: ya casi se distingue el pueblo, ahora el colegio, y por fin LOS CORRESPONDANTS. Somos recibidos con gran entusiasmo y después de encontrar a nuestros franceses (todos simpatiquísimos) nos adentramos en su gigantesca escuela. Empieza la merienda, y al cabo de  cinco minutos ya no existen silencios incómodos. ¿Se puede empezar mejor? 
Nos enseñan su escuela (esto tarda un buen rato) y después iniciamos unos juegos muy variados para conocernos mejor.
Termina el colegio, y con él el buen tiempo, ya que un chubasco nos pilla por sorpresa. Empapados llegamos a casa, y aquí aparecen los diccionarios francés-español. Pero aunque no encontremos las palabras adecuadas de vez en cuando, yo creo que los correspondants nos entienden (o sonríen y asienten muy bien). El viaje es genial y el paisaje inmejorable. Me despido, me esperan para cenar!!!

Guille Cerezo



El viaje 









El encuentro







La merienda de bienvenida












Las actividades