17 de junio de 2015

Séptimo día - Saint-Malo


He de admitir que ha costado comenzar el día, ya que cada día cuesta más levantarse, estamos un poco cansados y con tanto francés por todas partes, te deja abatido.

Hemos dejado nuestros correspondants, pues ellos iban a la escuela y nosotros nos hemos ido en autocar destino « Saint Malo y sus murallas » (esta ciudad corsaria está rodeada por una muralla). El viaje se ha hecho corto, ¡aquel vehículo parecía más bien un karaoke!

Una vez llegados a St.Malo los profesores nos han distribuido en siete grupos, cuatro se han ido por un lado de la muralla y los restantes por el otro.

Respondiendo cuestionarios y haciendo sesiones de fotos, unas más serias que otras, hemos pasado parte de la mañana. A lo alto de la muralla las personas se hacían más pequeñas y te rodeaba un mundo diferente a la altura de los edificios más altos de la ciudad pero cuando mirabas hacia abajo la admiración se apoderaba de ti, veías un mar degradado con tonos azules, turquesas, etc., donde se distinguían rocas grandes como si fueran islas e incluso en algunas había un pequeño castillo. ¡IMPRESIONANTE!

Acabados los cuestionarios nos dieron tiempo libre y aprovechamos para ir a comer las deliciosas « crêpes » que tanto ansiábamos. Satisfechos, nos fuimos a la playa donde nos quitamos los zapatos y no tardamos ni un segundo en ir corriendo hacia el mar. ¡Fue un día divertidísimo!! 



Lili Ruiz
 



Paseo por Saint-Malo