13 de junio de 2018

Octavo día

Hoy ha sido un día perfecto, por la mañana hemos cocinado "galettes" y "crêpes", también hemos aprendido a bailar danzas típicas bretonas, aunque aprender no sería la palabra, más bien intentar bailar danzas típicas bretonas.
Por la tarde hemos quedado casi todos en "la Cale" para bañarnos, nos lo hemos pasado en grande aunque no todo el mundo ha podido venir nos hemos bañado y reído toda la tarde. Sin duda es un día para recordar y no solo hoy, sino toda esta semana en Bretaña .

Martí Vivas


Hoy ha sido el último dia de este  intercambio tan divertido. 
Para empezar la mañana, hemos ido a la cocina para cocinar "gallettes" y "crêpes", después de que las cocineras del colegio nos enseñasen a hacerlo. Hemos empezado con las "gallettes" que personalmente no me gustan, no es solo porque las haya cocinado mal. Las "crêpes" han salido mejor y me gustan, me encantan. Les hemos añadido chocolate y/o caramelo: ¡bueníssimas!
Después hemos bailado danzas de "bretagne". Tampoco sé bailar, pero con la ayuda de unos expertos lo he sabido hacer más o menos. 
Después la mayoría hemos ido a "la cale" a comer y algunos a casa, pero por la tarde practicamente todos hemos ido a "la cale" y ha sido una muy buena despedida y muy divertida, con el agua bastante fría, por cierto. 

El intercambio ha sido inolvidable.

Ferran Vila



Hoy me he levantado a las 7.30 como cada día pero a diferencia de los otros días he tenido más sueño ya que ayer fuimos a dormir más tarde porque hicimos la fiesta final. He desayunado y hacia las 8.10 hemos cogido el coche para estar en colegio a las 8.30 h.

Primero las cocineras del colegio nos han enseñado cómo hacer galettes y crêpes, nos han indicado los ingredientes y las cantidades necesarias y también nos han mostrado los utensilios necesarios para hacer una galette o crepe perfectas.

La diferencia más destacable entre una y otra es la harina que se utiliza.

A continuación, nosotros mismos hemos hecho las crêpes y las galettes. A las galettes les podíamos añadir queso, y a las crepes chocolate, caramelo o mermelada de fresa.

Todo lo que hemos preparado estaba muy bueno, y a lo largo de la mañana hemos tenido la barriga llena ya que nos hemos comido lo que hemos cocinado.

Después de la pequeña pausa que hemos realizado al terminar las crêpes, unas personas mayores, jubiladas, han venido a mostrarnos cómo se bailan las danzas típicas bretonas y a enseñarnos a bailarlas. Al principio los bailes parecían muy complicados, pero a medida que los iban repitiendo por suerte parecían cada vez más sencillos de hacer.

Después de que hicieran unos diez bailes, nos hemos unido a ellos y hemos empezado a bailar con los jubilados. La mayoría de bailes se acompañaban de canciones (una señora cantaba) y/o de música (otra señora tocaba el acordeón).

A las doce del mediodía la madre de Orane (mi corresponsal) nos ha venido a buscar en coche y hemos ido a casa a comer.

Nuestro almuerzo ha consistido de pasta con salsa de tomate y carne, y postre.

Hacia las cuatro, Orane, Célia (una hermana), Lou (otra hermana), la madre y yo hemos vuelto a coger el coche para dirigirnos a un centro comercial. Allí hemos estado mirando y probándonos ropa en diferentes tiendas. Finalmente yo me he comprado dos camisetas y un pantalón.

Cuando todas ya habíamos hecho nuestra compra, hemos ido a Super U (un supermercado) y hemos comprado la cena.

Finalmente hemos comido un surtido de verduras y embutidos. Y para finalizar de postres: crêpes con nata y nutela. 


Aina Verd