6 de junio de 2018

Primer día

Hoy me he levantado temprano para coger el avión. Después de un largo y animado viaje en autobús, hemos llegado al pequeño pueblo. Allí nos hemos encontrado con los correspondants y nos hemos dirigido a la cantine para comer el pícnic que nos habían preparado los franceses. Me he sentado con Blanca (Gaid), con Berta (Océane) y obviamente con Eléa, mi correspondante. Al principio no sabía que decirle así que nos hemos saludado y hemos empezado a comer. Mientras tanto iban saliendo temas por hablar y bueno, charlábamos un poco y sobretodo reíamos juntas. Al acabar hemos hecho unas actividades  deportivas y me ha tocado ir con Mario y su correspondant Nathan. Me lo he pasado muy bien porque me hacían mucha gracia. Cuando hemos terminado las dos actividades cada uno se ha juntado con su correspondant y nos hemos ido a casa. He conocido a su madre y a sus dos hermanos. La verdad es que al principio me hacía un poco de corte porque sus hermanos hablaban muy rápido i no entendía casi nada. Pero después ya no me he sentido nada incómoda ya que han sido muy amables y respetuosos. Me han caído muy bien y creo que ha sido un buen comienzo. Después de merendar hemos ido a ver a Amy (su hermana) al entrenamiento de hándbol. Finalmente hemos cenado y ahora me voy a la cama.

Nuna Canosa 
 

Hoy, salimos de Barcelona más o menos a las 9h y aterrizamos 1 hora i media aproximadamente más tarde en Rennes. Estábamos súper nerviosos y ansiosos por llegar a Plouër sur Rance. Cogimos el autocar y llegamos, nos encontramos con nuestros correspondants y fuimos al comedor, nos sentamos y nos dieron el almuerzo, sonrisas y silencios incómodos reinaron en ese periodo, pensando que decir para romper el hielo, fuimos hablando poco a poco pero lo que ayudó mucho fue que, más tarde, hicimos partidos de básquet (mi equipo y yo no ganamos ninguna partida) y al pañuelo. Después, fuimos a la casa de nuestro correspondant, donde jugamos mucho, aunque me costaba bastante entender lo que me decían y a veces ni ellos me entendían a mí. Aunque tenemos un buen método, tener un diccionario de las dos lenguas a mano para ir consultarlo. He cenado “croziflette” una comida típica de Savoie. Hoy me lo he pasado muy bien y sé que me lo seguiré pasando así todos los días  y aprenderé muchísimo.

Jan Blinder